sueño y rendimiento escolar

27 Jul Sueño y rendimiento escolar por el Dr. Javier Albares

DR. JAVIER ALBARES –  El sueño tiene un papel fundamental en el rendimiento escolar de nuestros niños. La falta de sueño disminuye su capacidad de aprendizaje. Provoca cambios de humor, irritabilidad, estrés, ansiedad y, en general, una menor tolerancia a la frustración y una actitud pesimista ante la vida.

Del mismo modo que enseñamos la importancia de realizar actividad física o de seguir una alimentación equilibrada, es básico educar en el sueño. Así evitaremos tener en un futuro jóvenes cansados y desmotivados.

Dormir lo suficiente

Múltiples estudios muestran que en la actualidad, niños y adolescentes no duermen lo suficiente. ¿El motivo? Existen varios factores.

  • Horarios sobrecargados de tareas que hacen que lleguen tarde a casa.
  • Horarios tardíos familiares de la cena.
  • Uso nocturno de aparatos electrónicos.
  • Ver la televisión hasta bien entrada la noche, etc.

Todo esto provoca un déficit de sueño no recuperable y que afecta directamente a la salud, tanto física como mental de los niños.

La falta de sueño provoca un descenso de hasta un 40% de la capacidad de asimilar conocimientos. Además, la falta de rutinas y la irregularidad en los horarios de sueño provoca un empobrecimiento de las habilidades cognitivas a todos los niveles (verbal, espacial, de razonamiento y numéricas).

El sueño en la edad infanto-juvenil es de máxima importancia. El sueño restablece las conexiones cerebrales, ayudando a afianzar el aprendizaje del día, consolidar la memoria. En consecuencia, mejora el rendimiento académico. Además, es el mejor aliado para mantener un correcto control de las emociones, lo que favorecerá la gestión de cualquier contratiempo que aparezca durante el día.

Tomar conciencia y explicar la importancia del sueño a nuestros niños es fundamental para fomentar una sociedad bien dormida desde los primeros años de vida.

No Comments

Comentario