Sueño en la mujer

20 Dic Sueño en la mujer por el Dr. Javier Albares

DR. JAVIER ALBARES –  Cada vez existe más evidencia científica que demuestra que el sueño de las mujeres es diferente al de los hombres, especialmente a partir de la adolescencia. Los cambios hormonales (ciclo menstrual, embarazo, postparto y menopausia) tienen mucho que ver con estas diferencias.

Conocer mejor el efecto que tienen sobre el sueño hormonas como los estrógenos y la progesterona, así como su interacción con los factores ambientales y el estilo de vida, nos ayuda mucho a mejorar el sueño de las mujeres.

  • Los estrógenos, presentes en mayor nivel durante la fase folicular (primera mitad del ciclo menstrual), están relacionados con un aumento de sueño REM.
  • La progesterona, que aumenta durante la fase lútea (segunda mitad del ciclo) tiene un efecto hipnótico y se relaciona con un aumento de la fase no REM y una disminución del sueño REM.

Es habitual que, mujeres que sufren de síndrome premenstrual agudo o dolor menstrual importante, presenten peor calidad de sueño en los días previos y durante la menstruación. Durmiendo mejor el resto de los días del ciclo. Algunas mujeres presentan también cambios en su ritmo circadiano.

En comparación con los hombres, las mujeres duermen una media de 11 minutos más. A pesar de esto, sus necesidades de sueño son mayores puesto que la calidad del sueño es peor. Una de las causas que pueden justificar la mala calidad de sueño, además de los cambios a nivel hormonal, son los despertares durante la noche para atender a los niños o personas mayores a su cargo.

Sueño mujeres durante el embarazo

Durante el embarazo, las alteraciones del sueño son frecuentes. Sin embargo, no suele preguntarse a las mujeres cómo están durmiendo durante el período de gestación. Muchas de ellas no explican los problemas que tiene durante esta etapa, dando por hecho que son “molestias típicas de su estado”. Existe evidencia científica que demuestra una asociación entre las alteraciones del sueño y riesgos durante el embarazo (diabetes gestacional, preeclampsia o hipertensión inducida por el embarazo). Es por ello que, debería incluirse como rutina un cuestionario que permitiese un diagnóstico precoz de las patologías más frecuentes que pueden sufrirse durante esta etapa. Especialmente durante el tercer trimestre (insomnio, apnea obstructiva del sueño y síndrome de piernas inquietas).

El tratamiento de las alteraciones del sueño durante el embarazo debe tener como objetivo informar a las mujeres sobre la importancia del sueño. Es importante ser conscientes del valor de la higiene del sueño y las opciones no farmacológicas como primera línea de tratamiento, así como de la probable naturaleza temporal de la alteración del sueño durante el embarazo.

Durante el postparto los patrones del sueño se ven muy alterados, especialmente los primeros meses. Algo que conlleva una somnolencia diurna y fatiga en la mujer que, de no tratarse adecuadamente, pueden predisponer a sufrir una depresión postparto.

Sueño mujeres durante la menopausia

En el periodo de la menopausia (que abarca desde varios años antes del cese completo de la menstruación y continúa hasta varios años después), la prevalencia de trastornos del sueño aumenta de forma considerable. La principal queja de las mujeres en esta etapa es la dificultad para mantener el sueño, presentando un sueño fraccionado, superficial y cansancio al día siguiente.

Otro trastorno del sueño que aumenta a partir de la menopausia es el trastorno respiratorio (apnea obstructiva del sueño). Relacionado con el aumento de peso y /o los cambios en la disposición del tejido adiposo en el cuerpo de la mujer.

El sueño de la mujer es un pilar básico para su bienestar, tanto físico como mental. Siempre que se presenten alteraciones de sueño, se debería estudiar la posible relación con el ciclo hormonal y abordarlas con el tratamiento adecuado en función de la etapa de la vida de la mujer.

No Comments

Comentario