Síndrome post vacacional

13 Sep Combatir el síndrome post vacacional por el Dr. Javier Albares

DR. JAVIER ALBARES –  El síndrome post vacacional es un proceso adaptativo que tiene lugar en el momento que volvemos a nuestra actividad rutinaria después de un periodo de vacaciones. Cuando este proceso de adaptación no se lleva a cabo correctamente, aparecen entonces una serie de “molestias” que dan nombre a este síndrome. Cada vez se tiene más en cuenta, aunque no está catalogado como una enfermedad como tal.

Los síntomas más habituales que describen aquellas personas que lo padecen son:

  • Debilidad generalizada y astenia.
  • Problemas de insomnio, con episodios de somnolencia diurna importantes.
  • Disminución de la capacidad de concentración.
  • Baja tolerancia al trabajo, que se expresa con una sensación de desidia e incapacidad para lleva a cabo las tareas.
  • Cuadros de angustia.
  • Bloqueo en las tomas de decisiones
  • Cambios en el humor, con cierta tendencia a la irritabilidad o agresividad. Pueden derivar en dificultades en la relación con los compañeros de trabajo y/o la familia.

Estos síntomas van apareciendo de forma progresiva. Si no se interviene a tiempo, se puede acabar desarrollando una sintomatología propia de una depresión.

Lo mejor para que no se de esta situación es la prevención. Para ello es recomendable realizar una vuelta progresiva a la rutina habitual, aproximadamente una semana antes de acabar las vacaciones. Ir adaptando los horarios de forma paulatina. Realizar actividad física a primeras horas de la mañana, reordenar las comidas (si las hemos desordenado mucho durante las vacaciones) y volver a la dieta habitual, nos ayudará a retomar el trabajo con más facilidad y mejor humor.

Si a pesar de todo aparecen los síntomas tras un periodo vacacional y no se resuelve en un tiempo prudencial, será necesario consultar con un especialista para que nos ayude a ponerle solución.

 

 

 

No Comments

Comentario