Gonzalo Pin

21 Jun Claves para identificar si el sueño de nuestros hijos es de calidad, por Gonzalo Pin y Educar es Todo

La cantidad de horas que debe dormir nuestro hijo es algo que suele preocuparnos mucho, pero no tanto el cómo y el cuándo de este descanso, y son variables igual de importantes. “Un niño puede dormir 10 horas, pero no descansar porque la calidad de su sueño no es buena”, nos dice el pediatra y experto en trastornos del sueño Gonzalo Pin.

Por tanto, a la hora de valorar el descanso de nuestros hijos debemos fijarnos en el cuánto, el cómo y el cuándo.

¿Y cómo valoramos si nuestros hijos duermen cuánto deberían, cómo deberían y cuándo deberían? “El termómetro del sueño es la conducta diurna. Vivimos cómo dormimos. Si dormimos mal, viviremos mal, y esto se reflejará en nuestras conductas, por tanto, si queremos saber si el descanso de nuestro hijo es óptimo, deberíamos fijarnos, no tanto en cuánto o cómo duerme, sino en cómo pasa el día”.

Señales que nos alertan de que el sueño de nuestros hijos no es de calidad

El Doctor Gonzalo Pin nos invita a que nos hagamos una serie de preguntas:

  • ¿Cuándo voy a despertar a mi hijo, aunque al principio le cueste un poco levantarse, a los 10 minutos ya está activo?
  • ¿Durante el día lleva una actividad normal, no está más irritable de la cuenta?
  • Si es un niño mayor de 5 años, ¿sigue necesitando dormir durante el día?
  • Los fines de semana o en vacaciones, cuando dejo a mi hijo despertarse libremente, ¿hay una diferencia mayor de 2 horas de lo que duermen con respecto a lo que duerme entre semana?

Las dos primeras preguntas deberían responderse con un sí, y las dos segundas con un no. De no ser así, podemos intuir que mi hijo no tiene una buena calidad de sueño.

¿Qué hago si detecto que mi hijo duerme, pero no descansa?

Hay más de 80 enfermedades relacionadas con el sueño. Desde el Trastorno respiratorio del sueño (aquel niño que ronca de manera habitual), hasta el Síndrome de piernas inquietas (lo padecen hasta un 2% de los niños).

“Lo primero que debemos hacer es: registrar en un papel durante una semana cuánto duerme mi hijo y en qué horarios. Si duerme las horas que corresponde, pero al día siguiente está irritable. Si duerme cuando no toca o quiere estar en la cama los fines de semana más de dos horas más que durante la semana. Ahí, probablemente haya un problema de calidad del sueño, y hay que consultar con un especialista para que lo diagnostique”, nos dice Pin.

Normalmente no hay que buscar 7 pies al gato, nos dice Pin. “La mayoría de las veces, los niños que tienen sueño durante el día, la causa la encontramos en un déficit de sueño durante la noche.  Obviamente, si tengo dudas, debemos consultar al pediatra”

Ronquido en niños

Aunque solemos asociar los ronquidos a las personas adultas, los niños también roncan. ¿Cuándo deberíamos tomarnos el ronquido como una señal de alerta? “Si nuestro hijo ronca de manera habitual, es decir, más de 3 días a la semana durante más de 3 semanas sin estar constipado, debería consultarse con el pediatra”, concluye Pin.

No Comments

Comentario