artículo woman-legs-flowers-summer

24 Mar La primavera la sangre altera

La primavera suele ser una estación que nos anima, las temperaturas suben, los días son más largos y la vida social al aire libre es de nuevo posible.

A muchas personas este cambio de estación no les sienta todo lo bien que debería.  Estas personas sufren una especie de depresión llamada astenia primaveral, que también ocurre en otoño pero es llamada depresión postvacacional.

Algunos síntomas de este tipo de depresión son la tristeza, el cansancio, la falta de energía y la apatía. El cuerpo se debe adaptar a la nueva estación, con sus correspondientes cambios de temperatura y de humedad en el ambiente y cada individuo reacciona de forma distinta.

Con los cambios en las estaciones del año, nuestro ritmo circadiano, nuestro reloj interno, se ve afectado y el cuerpo necesita tiempo para adaptarse a las nuevas situaciones. Al ser los días más largos y con más luz, nuestra producción de melatonina se ve afectada, pudiendo ocasionar trastornos del sueño hasta que el cuerpo se adapte definitivamente a la estación.

Dormir mal durante la fase de adaptación hace que los síntomas de la astenia se vean aumentados. Por ello, te recomendamos que te acuestes un poco antes y cierres por completo la persiana para estar un rato a oscuras y así relajar al cuerpo. Intenta que tu rutina del sueño sea menos flexible durante ese tiempo para que resulte más fácil al cuerpo adaptarse.

Por otro lado, hay personas que sienten una excitación mayor en esta época del año, queriendo salir más, vestir colores más vivos y disfrutar del aire libre. Si te ocurre esto, procura no cambiar demasiado tus rutinas del sueño para que al caer el exceso de excitación producido por el cambio de estación, no sufras insomnio ocasional.

La primavera la sangre altera, es cierto, pero no siempre igual en todas las personas.

No Comments

Comentario