Happyending-FLEX-Infografía 7-DEF-01[2]

19 Oct Consejos para que duermas bien

En ocasiones, las preocupaciones, el estrés, el trabajo y otros muchos aspectos de la vida, no permiten que descanses lo que necesitas. Es normal que alguna noche que otra no consigas conciliar el sueño como te gustaría, no te alarmes,  tenemos algunos consejos que pueden ayudar a que descanses mejor y así evitar el insomnio ocasional.

Al llegar a casa relájate, procura no enfadarte, ni atender temas de trabajo al menos 2 horas antes de ir a dormir. El estrés y las preocupaciones no dejan que tu mente se libere y se relaje para comenzar a dormir. Es importante cuidar la mente para asegurar que al día siguiente esté descansada y con fuerzas para afrontar el día. Hay muchos remedios para evitar las distracciones contraproducentes para un buen descanso. Intenta leer libros de papel para relajarte y no pensar en los temas que te preocupan, charla con tu pareja, un amigo o juega con tus hijos, intenta realizar actividades que generen momentos de felicidad y así alejar los malos pensamientos.

Antes de ir a dormir es recomendable realizar estiramientos para reducir dolores de espalda y cuello y relajar a su vez el cuerpo. Revisa bien si al despertarte sufres dolores de espalda o de cuello, si es así, sería bueno analizar el estado de tu colchón y almohada.

Se puede alcanzar un estado correcto de relajación a través de los sentidos, prueba a añadir un par de gotas de aceite de lavanda o árbol de té a tus sábanas o incluso utiliza aceites corporales con olor a lavanda después de darte una buena ducha o baño caliente para calmar los músculos.

Otra opción es probar con remedios naturales como la melatonina o valeriana para ayudar a tu cuerpo  a conciliar el sueño de una manera natural. Come miel, nueces o lácteos, alimentos ricos en triptófanos que pueden ayudarte a dormir.

Lo más importante para conseguir calmar el cuerpo y entrar en un estado de relajación es seguir una rutina antes de ir a dormir. De ese modo, tu mente sabe que se acerca el momento de abrazar a Morfeo y se relaja poco a poco. No existe una rutina ideal que sirva a todo el mundo por igual, cada persona debe crear sus rituales y sus momentos de relajación que más le ayuden a conciliar el sueño y despertarse con energía.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.